Servicio de gasfitería

La servicio de gasfitería es el arte de reparar e instalar  las instalaciones sanitarias, como son las tuberías, válvulas, llaves, etc. Estos  elementos, unidos todos entre sí, permiten conducir el agua limpia y las de desagüe por hogares, escuelas, centros de salud y toda la distribución de la red.

Es necesario revisar de manera perenne el adecuado funcionamiento de nuestro sistema de agua potable tanto del  que abastece a toda la comunidad así como el que ingresa a nuestras viviendas para garantizar una larga vida a todo el sistema. Cuando observemos que alguna parte del sistema se encuentra malograda, debemos repararla en el menor tiempo  posible. Un buen servicio de gasfitería permitirá detectar las fallas en el sistema en general.

Las fallas más comunes en el sistema de abastecimiento son: roturas y/o rajaduras de tuberías y accesorios, y  en las conexiones domiciliarias son: los deterioros de los grifos o las válvulas de paso y los atoros.

Servicio de gasfitería
Servicio de gasfitería

Estos deben ser reparados utilizando un procedimiento correcto y con el uso de los materiales adecuados para la instalación, reparación de tuberías y accesorios con la finalidad de tener siempre operativo nuestro sistema y disponer del agua. Los servicios de gasfitería son requeridos por quienes optan por el alquiler de departamentos y alquiler de minidepartamentos.

Por ello, un buen servicio de gasfitería puede ser solicitado por los lugares que concentran más el boom inmobiliario, tales como los habitantes de los departamentos en Barranco, departamentos en Chorrillos, departamentos en Pueblo Libre, departamentos en Santa Anita.

La gasfiteria es un oficio de gran demanda en los hogares de todo el mundo, conocido como plomero, fontanero y en Perú es el nombre que se le da al especialista que hace reparaciones en cañerías, griferías, filtraciones y cosas relacionadas con el funcionamiento de el agua y los desagües. Un adecuado servicio de gasfitería permitirá mantener en correcto estado las instalaciones sanitarias de determinado local, sea inmuebles o en algunos de los departamentos en Lima.

LOS INICIOS

Encontramos las primeras obras de fontanería en drenajes rudimentarios, tanto en palacios grandiosos como en casas de baño, en acueductos y otros sistemas a lo largo de 4000 años. Sobre el año 1700 A.C. en el palacio de Minos en Knossos en la isla de Creta, encontramos cuatro alcantarillados separados que vaciaban en las grandes alcantarillas construidas en piedra.
El tubo de arcilla cocida fue puesto debajo del suelo del palacio, ocultando su visión. Proporcionaba el agua para las fuentes y grifos de mármol, allí se encontró también el primer inodoro del mundo, con un asiento de madera y un depósito pequeño de agua.
El dispositivo, sin embargo, se perdió. En el siglo XVI, Sir Jhon Harington inventó un retrete de nuevo, similar al primitivo. Todavía pasarían otros 200 años para que otro inglés, Alexander Cumming, patentara el precursor del actual. Como podemos apreciar, el servicio de gasfitería ha estado presente desde tiempos inmemoriales. 
Pero los grandes fontaneros por excelencia fueron los romanos, que incluyeron en la arquitectura las grandes obras de ingeniería civil. La Antigua Roma, quienes ya construían acueductos  de piedra para conducir el agua hasta las instalaciones de los palacios de sus emperadores y a sus famosos baños, así como cloacas para desalojarla una vez usada.
Pero lo que se conoce hoy en día como la fontanería, no fue hasta finales del siglo XIX que tuvo un gran auge con el uso de los materiales como el hierro fundido para hacer tuberías y trabajar en las instalaciones de fontanería. Dentro de esos materiales que ya no se usan por su contaminación está el plomo tan utilizado durante muchas décadas para sellar las piezas de las tuberías, el que fue con éxito sustituido por otros como el cobre de fácil manejo y bajo costo. Un buen servicio de gasfitería garantiza la longevidad y buen cuidado de toda la instalación sanitaria.
Los plomeros reparan e instalan las tuberías y los sistemas de desagües que se conectan a electrodomésticos, máquinas y dispositivos. Algunos plomeros se especializan en instalaciones residenciales, mientras que otros lo hacen en instalaciones comerciales. Un plomero puede elegir entre trabajar en nuevas construcciones o realizar reparaciones de sistemas existentes. Más allá del trabajo específico, un plomero debe contar con ciertas aptitudes para alcanzar el éxito en su profesión.
PANORAMA DEL SISTEMA SANITARIO EN EL PAÍS

El Perú cuenta con un sistema de atención sanitaria descentralizado, administrado por cinco entidades: el Ministerio de Salud (MINSA), que ofrece servicios de salud para el 60% de la población; EsSalud, que cubre el 30% de la población; y las Fuerzas Armadas (FFAA), la Policía Nacional (PNP), y el sector privado, que proporcionan servicios sanitarios al 10% restante.

El resultado es un sistema que contiene numerosos proveedores de servicios y seguros, que cuentan con una coordinación deficiente y a menudo desempeñan funciones que se superponen. Los agentes de salud, por su parte, suelen tener diferentes trabajos en múltiples subsectores.

A pesar del aumento en la migración de personal sanitario, se ha registrado una tendencia al alza en el número de agentes de salud existentes. Sin embargo, no se ha identificado ninguna diferencia significativa en cuanto a la densidad de recursos humanos en salud, excepto en el caso del número de enfermeros, que ha crecido.

Por todo lo nombrado, por ejemplo, un buen trabajo en el servicio de gasfitería garantiza que los servicios de salud del país se encuentren en buen estado y puedan brindar un adecuado servicio a los pacientes.

Servicio de gasfitería
Servicio de gasfitería

Asimismo, a lo largo de la última década, se ha experimentado un aumento de la demanda de proveedores, especialmente de médicos especialistas, debido a la aplicación de un seguro de salud universal y las políticas asociadas al mismo. La densidad de recursos humanos en salud actual en el país es de 17,8 agentes por cada 10.000 habitantes.

Con todo, sigue existiendo una distribución geográfica desigual de los agentes de salud; Lima y las zonas del litoral cuentan con las densidades más altas, mientras que las más bajas se registran en las zonas de Piura (9.6), Lambayeque (10.7) y Loreto (10.8).

Las diferencias demográficas relativas a las densidades, así como las diferencias entre las zonas urbanas y rurales, han comenzado a disminuir gracias a la aplicación del plan SERUMS: un plan de retención de recursos humanos en salud descentralizado para distribuir y retener a los agentes de salud en las áreas más remotas.

Tal como podemos apreciar el servicio de gasfitería en de suma importancia también para el desarrollo del país y de los ciudadanos, debido a que contando con buenas y óptimas instalaciones sanitarias, en todos los campos, se brinda una mejor calidad de vida a las personas.

Servicio de gasfitería
Servicio de gasfitería

El plan viene acompañado de una guía técnica que contiene material de referencia, así como un análisis de prácticas y procedimientos óptimos para poner en práctica una política de retención a largo plazo basada en acuerdos intersectoriales. Entre los otros logros conseguidos, destacan los siguientes: el desarrollo de un observatorio nacional de recursos humanos en salud, y el diseño y la aplicación de un plan estratégico nacional de recursos humanos en salud totalmente financiado e integrado en el plan de salud general.

 

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *